Rugby: Sudáfrica aplastó a Estados Unidos en Londres

07-10-2015

Sudáfrica se clasificó este miércoles para los cuartos de final del Mundial tras imponerse a Estados Unidos por 64-0 (14-0 al descanso), en el Estadio Olímpico de Londres, en un partido en el que el wing Bryan Habana igualó el récord de tries en el torneo del legendario Jonah Lomu.
Los estadounidenses nunca fueron rivales para unos sudafricanos que han acabado esta primera fase aparentemente recuperados del golpe sufrido en la primera jornada, en la que fueron derrotados, por sorpresa, por Japón.
‘Estoy encantado de que no hayamos concedido ningún try porque es la defensa lo que hace ganar Copas del Mundo‘, se felicitó el seleccionador sudafricano Heyneke Meyer, muy criticado tras la derrota ante Japón.
El partido sirvió para que el wing sudafricano Bryan Habana igualase el récord de tries en Copa del Mundo que tenía el legendario All Black Jonah Lomu, con 15, después de inscribir tres ante los norteamericanos.
Habana, de 32 años y 114 veces internacional, también igualó el récord del australiano David Campese de tries en test matches (64) entre las grandes potencias del rugby mundial.
‘Bryan es un chico que siempre destaca en loos grandes partidos. Estoy muy orgulloso por él, no solo como jugador de rugby, sino como ser humano‘, destacó Meyer.
El récord absoluto de tries en test matches, no obstante, lo ostenta el japonés Daisuke Ohata, con 69.
François Louw, en dos ocasiones, Bismarck du Plessis y Jesse Kriel inscribieron los otros ensayos sudafricanos, que también se beneficiaron de un try-penal.
‘En el primer tiempo, estoy muy feliz por la manera como los chicos jugaron, pusieron todo el corazón. En la segunda parte, nos metieron mucha presión‘, analizó el seleccionador de Estados Unidos Mike Tolkin.
Sudáfrica se convierte así en el sexto equipo clasificado para cuartos de final, tras Gales, Australia, Francia, Irlanda y Nueva Zelanda.
En cuartos de final, los Springboks, que se han asegurado el primer puesto del grupo, se enfrentarán al segundo clasificado de la llave A, es decir, al perdedor del encuentro que disputarán Gales y Australia el próximo sábado en Twickenham.