Dolor: Falleció Juanjo Cabrera

12 JULIO 2020
Juanjo Cabrera entregando una medalla de su hoijo Juan Jose, en un encuentro de las formativas de Villa

El sábado falleció en Resistencia Juan Jose Cabrera, profesional ingeniero y que estuvo ligado como colaborador en diversas instituciones de nuestro medio.

La muerte es el final de la vida, y a todos nos tocará tarde o temprano. Algún día podremos elegir la forma de irnos. Pero lo que seguro nadie elegiría es la |que le tocó al querido Juan José Cabrera, un amigo de muchos años.
Juanjo era descendientes de una familia de panaderos y nuestros padres y sus tíos también, colegas de mi padre Eugenio. El papá de Juanjo se fue por la pasión por el deporte, un día que con la gente de Villa San Martín se tomó un avión para viajar a San Juan, para ver la final del Argentino de Básquetbol 1963 entre Chaco y Córdoba.
Era un 23 de enero de ese año, y a la altura de Ceres y sin saber muy bien los motivos, el avión del Aero Club Chaco piloteado por A. Bellini, cayó muriendo todos sus ocupantes. Junto a Juan Cabrera viajaban Julio César Velozo, Alberto Velazco, Isaac Díaz Setuvi y Benjamín Margosa.
Juanjo y su hermano Carlos, quien fuera mi compañero en primer año del secundario, se quedaron sin padre siendo niños. Sin embargo y con el esfuerzo de su madre se hicieron hombres de bien.
Villa San Martín cobijó a mis hijos durante toda su juventud, y Juanjo que también tenía tres varoncitos, obviamente que llevó a sus hijos al club de la calle Saavedra. Junto a mi esposa Betty, conformamos un grupo hermoso de trabajo para apoyar a las formativas del club, y a riesgo de olvidarme de alguien y desde ya pido disculpas, con Juanjo y su esposa Sonia, que se pasaba horas en la institución, Lila y Richi Soto, Isabel y Jorge Colombo, Mirta y el Colo Cóceres, Moni y Penny Corbalán, la familia Nadal, Marisa Núñez, Beatriz Tunik, Graciela Pérez, Rodolfo Giovanelli y señora Lutz y señora, Liliana Douthat, y muchos más, quienes hicimos un culto de los encuentros acompañando a nuestros hijos.
No nos perdíamos ningún partido de las divisiones inferiores, se trabajaba en los locros patrios para recaudar fondos, en la cantina, en todo lo que hacía falta, y Juanjo siempre listo para lo que se necesite. Con su trato tan afable, era querido por todos los chicos.
En los últimos años ya con nuestros hijos crecidos, nos seguíamos encontrando como espectadores, y a los hijos de Juanjo, Juan José, Juan Manuel y Juan Sebastián también me los encontraba en el fútbol, ya que compartían su pasión con Sarmiento, y todos fanas de San Lorenzo de Almagro.
Uno tras otro golpe, la familia se conmocionó. Juanjo y Sonia no se separaron más de a lado de Juan José. La Pandemia los atrapó pese a los cuidados extremos que tenían. Este sábado 11, el corazón de Juanjo no aguantó más y falleció, dejando un inmenso dolor en los cientos de amigos que hoy lo recuerdan. Los que compartieron la niñez, la adolecencia en el rugby, su juventud en el básquetbol, sus años adultos con su profesión Ingeniero.
El pecho se oprime del dolor que nos causa, muchos de los amigos de entonces nos confraternizamos en el dolor para hacerle llegar los pésames a una familia que sufre lo irrecuperable, la muerte.
Betty y Luis Molodezky

En la foto entregando medallas a los chicos del club Villa San Martín