El INTI evaluó luminarias para el futuro estadio único de Santiago del Estero

21 nov 2019

Expertos del organismo público viajaron especialmente para ensayar in situ tecnología led. Para hacerlo, se montaron estructuras en la cancha de Central Córdoba.
Los vínculos del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) se profundizan con el mundo del deporte, luego de que este año firmara convenios con la Liga Nacional de Básquet y con la Superliga Argentina de Fútbol (SAF). En esta línea, recientemente especialistas del departamento de Luminotecnia del instituto público estuvieron en Santiago del Estero, donde evaluaron luminarias led a pedido de la empresa constructora Mijovi, una de las que tiene a cargo el proyecto del Estadio Único en esa provincia.

Se estima que el nuevo recinto deportivo tendrá capacidad para casi 30 mil espectadores y que se inaugurará a mediados del año próximo. Las contratistas encargadas de la obra deben resolver qué proveedores de iluminación eligen y para ello requirieron los servicios y el conocimiento del INTI.

“El avance de la tecnología hace que la eficacia luminosa vaya aumentando permanentemente. De ese modo, en un año es posible obtener nuevos led con una emisión luminosa un 20 por ciento mayor, lo que implica más luz con un consumo eléctrico equivalente. Nuestro criterio general siempre tiene que ver con la promoción de un uso racional de la energía”, destaca Gustavo Boggio Marzet, del Departamento de Luminotecnia del INTI.
A su vez, dado que el futuro estadio se encuentra en construcción, los ensayos necesarios para la evaluación de las luminarias de una de las firmas proveedoras se realizaron en el estadio de Central Córdoba de Santiago del Estero. El club, que ascendió recientemente y se encuentra disputando la Superliga, se ve beneficiado porque, a partir de un convenio, mantendrá en sus instalaciones esta tecnología, superadora de la iluminación a descarga con la que contaba. “Las LED consumen entre un 35 y un 40 por ciento menos que una luminaria tradicional a descarga”, explica el jefe de Luminotecnia del INTI, Eduardo Yasan.

En la misma línea, Gustavo Boggio Marzet, del Departamento de Luminotecnia, indica: “El avance de la tecnología hace que la eficacia luminosa vaya aumentando permanentemente. De ese modo, en un año es posible obtener nuevos led con una emisión luminosa un 20 por ciento mayor, lo que implica más luz con un consumo eléctrico equivalente. Nuestro criterio general siempre tiene que ver con la promoción de un uso racional de la energía”.

Eduardo Yasan (Luminotecnia del INTI): “En estos casos, el rol del Instituto es asistir a los clubes para que cuando deban tomar decisiones respecto de la instalación de sistemas lumínicos lo hagan en base a parámetros ponderables y mediciones tangibles”.
El objetivo es que la firma constructora pueda definir el sistema de iluminación que va a instalar. Hay ofertas de varias empresas y confían en la capacidad técnica del INTI para hacer las evaluaciones previas.

“Nuestro rol es asistir técnicamente. Utilizan la matriz de distribución de la luminaria indicada por el fabricante. Nosotros vemos si la matriz es real. La medimos, implementamos programa de cálculo, vemos resultados y reproducción en la práctica”, amplía el responsable de Luminotecnia.

Uno de los requisitos en relación a la iluminación de los estadios es evitar deslumbramientos: pueden aparecer puntos brillantes que impiden ver los detalles de lo que ocurre, debido a un exceso de luz en el campo visual. Para ello y para verificar que la tecnología a utilizar cumpla todos los requisitos necesarios, se desarrollan distintas pruebas in situ y también se evalúan los distintos modelos en instalaciones del INTI.

Todos los trabajos de relevamiento luminoso que se realizan en el campo son nocturnos y, normalmente, llevan de tres a cuatro horas. En Central Córdoba se ensayaron 88 luminarias en total.

Para las pruebas, las luminarias se apuntan, cada una, a lugares diferentes del campo. En cancha chica, por ejemplo, se toman 80 puntos y se realizan 400 o 500 determinaciones, teniendo en cuenta cuatro direcciones verticales, más la dirección horizontal, más la que coincide con la dirección de las cámaras. Para visualizar todos esos puntos, se descartan 2,5 metros del borde —de afuera hacia adentro—, y se toman matrices de 10 metros por 10.

A la hora de llevar adelante estas mediciones, es indispensable considerar la iluminación que hay fuera de los estadios y su incidencia, debido a una posible polución luminosa.
Es posible que el Instituto realice ensayos similares con los modelos de otras empresas que ofrezcan sus servicios a las firmas constructoras del estadio único de Santiago.

No solo en el fútbol
Además de los avances en relación a los servicios técnicos que el INTI brinda al ámbito futbolístico, ya se están dando los primeros pasos en el marco del convenio firmado con la Liga Nacional de Básquet. En ese sentido, el primer club en solicitar la asistencia del organismo fue Obras Sanitarias, con tres ejes centrales: niveles de iluminación, la seguridad de los aros y sus sostenes —llamados “jirafas”— y las características de los pisos en las canchas.

“En la liga, tienen una cantidad de luminarias aprobadas, en función de las credenciales y trayectoria de empresas proveedoras. Nosotros creemos que es necesario realizar ensayos, verificar el desempeño lumínico y, si es necesario, reajustar ese listado”, señala Yasan, quien a su vez aclara “la importancia de evitar que haya desniveles importantes”, dado que “si bien para un espectador in situ no hay tanta diferencia, para las cámaras sí, se puede perder calidad de imagen si no hay uniformidad”.

Finalmente, el jefe de Luminotecnia reafirmó el rol del INTI: “Asistir a los clubes para que cuando deban tomar decisiones respecto de la instalación de sistemas lumínicos lo hagan en base a parámetros ponderables y mediciones tangibles”.