Los más pequeños del handball le dieron color a la Copa María Auxiliadora

El minihandball tuvo su fiesta en un domingo en el que apareció el sol al disputar la segunda edición de la Copa María Auxiliadora impulsada por la Obra Don Bosco y Salesianos Handball “Miguel Magone”. Niños de seis y hasta doce años fueron de la partida sumando un total de 200 animadores. Marcaron presencia los colegios Don Bosco y San Roque, el Polideportivo Municipal de Puerto Vilelas, Chaco For Ever, Instituto Barrial Atlas (Fontana) el Club Social y Deportivo Fontana, Tirol Handball Club, Deportivo Lujan y el Club Sameep.
Más allá de lo deportivo, el encuentro fue propicio para compartir en familia en el renovado patio del establecimiento educativo de Don Bosco. Uno de los momentos de emoción se vivió en el acto de entrega de reconocimientos contó con la participación del director de nivel primario Juan Ramón Aguilera –en nombre de la Obra Don Bosco- de la coordinadora de Salesianos Handball, Susana Quiles y de los profesores de cada uno de los clubes, entidades barriales y establecimientos educativos presentes.
Quiles agradeció profundamente “a los profesores y dirigentes que asumen el compromiso de fortalecer este noble deporte a través de la formación de un semillero de unos 250 chicos que recorren los clubes. Hoy casi todos están presentes, lo que nos enorgullece y da ganas de seguir trabajando fuertemente en el handball infantil como base deportiva y social de la niñez.”
Cabe destacar que el evento fue declarado de Interés Provincial por Resolución N° 846/19 de la Cámara de Diputados del Chaco y a nivel local fue declarada de Interés Municipal por Resolución N° 1082/19 de la Intendencia, y de Interés Municipal, Social y Cultural por Resolución N° 130/19 del Concejo Municipal.