Alejo Toledo:»Estoy feliz de haber dejado bien parado al Chaco y a Villa San Martín»

14 mayo 2019
Alejo Toledo con la casaca de Estudiantil Porteño

Mientras se preparaba para arrancar con la especialidad de oftalmología, Alejo Toledo jugó esta temporada para Estudiantil Porteño en el TFB, y cuenta su nueva experiencia

Si hay un jugador de cien por ciento "cuna tricolor" es Alejo Toledo, quien en esta última temporada tuvo el gran desafío de partir hacia la provincia de Buenos Aires y dejar al club de sus amores y que lo vio nacer como Villa San Martín, con el objetivo bien claro de terminar la carrera de oftalmología, teniendo en cuenta que ya es médico clínico. En este contexto de nuevos desafíos, Alejo arribó al club Estudiantil Porteño de Ramos Mejía, para disputar el Torneo Federal de Básquet (TFB) 2018/ 2019 y asimismo analizó su primera travesía fuera de casa. "Fue una temporada muy buena, estuve muy bien en Estudiantil Porteño que es muy familiar, que es muy parecido al ambiente que se vive en Villa San Martín; además tiene muchas disciplinas aparte del básquet. Fue un año muy bueno para mí y la dirigencia y compañeros estuvieron siempre conmigo y en todas las cosas".

EL BÁSQUET

Al precisar el tipo o nivel de básquet que hay en esa zona geográfica del país, el jugador fue muy claro, "es un básquet más friccionado, donde los jugadores tienen muy buenas características individuales, en muchos aspectos son superiores a los del NEA, pero creo que esto se equipara más con la parte técnica individual, ocupación de espacios y manejo colectivo; es decir que al ser provincias o zonas geográficas muy grandes, los jugadores no tienen mucho tiempo para entrenar, algo que en Resistencia es distinto".

LA ADAPTACIÓN

Con respecto al proceso de adaptación que Toledo tuvo que llevar adelante para poder encarar la temporada en un club distinto y con tras costumbres, o mejor dicho, con otro ritmo de vida, el jugador señaló, "me adapté muy bien, mis compañeros rápidamente me hicieron sentir parte del equipo, había jugadores que estuvieron la temporada anterior y se conocían mucho, mientras que otra parte de los muchachos venían de las formativas del club por lo que se conocían mucho entre todos y venían desde hace tiempo jugando juntos; yo fui el único que vino de otra provincia, tanto jugadores como cuerpo técnico me trataron muy bien y me sentía cómodo".

NIVEL DE COMPETENCIA
Al enfocarse en el tipo de competencia en relación l nivel de juego, Alejo Toledo expresó, "es una competencia muy buena, hay distintos niveles de equipos con distintos objetivos. Había equipos muy fuertes como Lanús y Ramos Mejía, después había combinados fuertes pero no para ascender, tal es el caso de Los Indios de Moreno, River, Racing, Pedro Echague quienes tenían muy buenos jugadores pero un escalón por debajo de los mejores, y después veníamos los equipos que estábamos para pelear el lote de la mitad de tabla o salvar la categoría y con objetivos distintos".

SU FUNCIÓN

En este aspecto, Alejo precisó su función o rol dentro del equipo Estudiantil Porteño. "El rol que me propuso el técnico de entrada fue el de ser determinante en ofensiva, que genere juego, que tome la mayor cantidad de responsabilidades, que trate de guiar a los más jóvenes y que sea referente dentro del rectángulo de juego".

OBJETIVO CUMPLIDO

Como último punto de análisis, Alejo Toledo se mostró más que conforme y feliz por haber defendido otra camiseta, en otra provincia y con otra idiosincrasia. "Cumplí con los objetivos y mucho más aún, ya que yo vine más para estudiar que jugar al básquet y me encontré con un equipo que me terminé entendiendo muy bien, tuve muy buenos juegos, terminé promediando casi veinte (20) puntos por partido que es algo que me pasó por primera vez en mi carrera y superé los objetivos que tenía en mente. Estoy muy feliz de haber venido a este club y dejar bien parado a mi provincia y a Villa San Martín.