El automovilismo de duelo por fallecimiento de Juan Franco

01/07/18

En la jornada de ayer se apagó la vida de una gran referente del glorioso automovilismo zonal chaqueño como Ramón Luis Franco quién junto a su hermano Armando Mauricio (ya fallecido) fueron protagonistas de tremendas luchas en épocas de confrontaciones épicas en las pistas.
Más conocido por su seudónimo “Juan” o “Lagarto”, ambos bautizados por sus muchos seguidores cosechados en una extensa campaña dentro del automovilismo no solo zonal sino también en los grandes premios de Turismo Nacional de la década del 80 y 90 del Turismo Nacional como la Vuelta de la Manzana o el de La Vendimia como las distintas ediciones de las Vuelta del Chaco.
Mecánico de profesión. Junto a su hermano eran dos perfeccionistas de los secretos que encerraba la preparación de un Fiat 128 en sus motores como en la mecánica integral.
Los Hermanos Franco fueron temibles en su confrontación con la escuadra que preparaba el otro maestro Manuel Antonio “Jackie” Silva y que la conformaban Juan Carlos Kesqui, Dany Sgroppo, Miguel Giuliano y Miguel Ameri. Se había creado un clima de expresa rivalidad que en los primeros años el propio “Jackie” Silva se subía al auto para medirse con los Hermanos Franco donde era seguro que en la chapa quedaba grabada las huellas de aquellas batallas.
De un estilo de manejo aguerrido, áspero en la pista, con su hermano cuidándole las espaldas con otro Fiat 128 que lo convirtió en un referente del automovilismo.
Habían montado dos estructuras de avanzada en la mecánica general en Resistencia cuando fue primero Armando Mauricio quién falleció hace algunos años.
Ayer el automovilismo perdió una de sus grandes figuras.
Juan Franco fue uno de los cimientos de una gran época del automovilismo chaqueño para dejar escritos capítulos imborrables en la historia de un Chaco poderoso en lo automovilístico en el NEA.