Godoy Cruz quedó a cuatro del xeneize y mandó a la B a Temperley

14/04/18. Empate entre Lanus y Banfield.

El escolta Godoy Cruz de Mendoza se aferró hoy a la lucha por el título en la Superliga Argentina de Fútbol (SAF) y condenó a Temperley a jugar en la Primera B Nacional, luego de golearlo 3-0 en el estadio Malvinas Argentinas por la 23ra. fecha.
El sorprendente equipo de Diego Dabove, que hilvanó su sexta victoria consecutiva, se puso en ventaja con un tanto del mediocampista Agustín Verdugo a los 34 minutos de la parte inicial.En la segunda, el delantero uruguayo Santiago ‘Morro‘ García conquistó un doblete (7m. y 14m.) con el que se transformó en el exclusivo máximo goleador del torneo con trece tantos, dos por encima de su compatriota Sebastián Ribas de Patronato de Paraná.Godoy Cruz, en su carrera hacia la Copa Libertadores 2019, se permite soñar con pelearle el título al líder Boca, al que se acercó a cuatro puntos con cuatro partidos por disputar, cinco en el caso de los ‘Xeneizes‘ que mañana visitarán a Independiente.
Con su mejor racha de la temporada a cuestas, los mendocinos cerrarán la Superliga ante Banfield (V), San Martín de San Juan (L), Argentinos Juniors (V) y Tigre (L); mientras que Boca, una vez sorteado su compromiso en Avellaneda, tendrá que jugar ante Newell’s Old Boys (L), Gimnasia y Esgrima La Plata (V), Unión de Santa Fe (L) y Huracán (V).

La victoria de hoy ante el desahuciado Temperley no tuvo el brillo de la anterior goleada ante San Lorenzo (5-0) en el Nuevo Gasómetro pero se concretó sin mayores dificultades en base la mayor jerarquía del equipo tombino

Lanús no aprovechó

Sin haber aprovechado sus chances en la primera etapa, Lanús se tuvo que conformar con un empate sin goles ante Banfield en el estadio Néstor Díaz Pérez, por la vigésimo tercera fecha de la Superliga.
En los primeros 45 minutos, el ‘Granate‘ superó a su rival, pero falló en la terminación en algunas ocasiones y en otras chocó con un seguro Arboleda.
Banfield, que nunca se animó a ir en busca del encuentro, niveló el trámite en la segunda etapa, que fue tan friccionada como aburrida, al punto tal que con el paso del tiempo ambos se terminaron conformando con la parda.